El pasado 22 de agosto se llevó a cabo el taller virtual DIALOGANDO “Vivir en Alemania desde la mirada y las necesidades de las familias hispanohablantes” organizado por los  equipos locales de Aquisgrán, Solingen y Dormagen. El taller es parte del Proyecto AMitE (“Arbeit mit Eltern”) de la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en la R.F. de Alemania y gracias al fomento del  Bundesministerium des Innern, für Bau und Heimat y el Bundesamt für Migration und Flüchtlinge-BAMF

El taller tuvo como objetivo principal identificar las necesidades y preocupaciones actuales de las familias residentes en la localidad de Aquisgrán y sus alrededores a través de un diálogo abierto,  libre y reflexivo. Los cerca 15 padres asistentes de orígen migratorio provenientes de España, Paraguay, Costa Rica, Venezuela, Colombia, México, Perú se informaron y formaron ese día para realizar un trabajo más activo como padres en la educación de sus hijos en su localidad.

Conscientes de la coyuntura que atraviesa el mundo en este momento, el equipo local UNIFA (“Unidos en Familia”) abrió un espacio de diálogo formativo entre las familias hispanohablantes residentes en Alemania a través de la actividad “Conociéndonos mejor, confidencias a través del diálogo” durante la pandemia.

Temas que se abordaron en el conversatorio de padres fueron la preocupación de estar lejos de sus familiares que viven en sus países de orígen expuestos a factores de mayor riesgo como: el desempleo, la inseguridad política y económica. Muchos de ellos sueñan con una reunificación familiar o esperan la visita de alguno de sus familiares que se ha visto postergada por el cierre de las fronteras y las restricciones de los viajes.

Otro tema que inquieta  a los participantes es la inestabilidad laboral que viven en Alemania. En la mayoría de los casos solo un miembro de la familia trae el sustento económico al hogar y muchos de ellos se han visto afectados por la reducción de su jornada de trabajo y, en consecuencia, de sus ingresos, lo cual genera una carga emocional en la familia que impide que su vida en Alemania sea más llevadera o estable.  En otros casos, algunos de ellos, enviaban apoyo económico a sus familias en su país de origen y por la situación actual no es posible, aumentando el sentimiento de impotencia.

No menos importantes fueron temas como el cuidado de los hijos o padres mayores, la falta del dominio del idioma alemán,  la dificultad para que la pareja encuentre oportunidades laborales, ver en la distancia cómo van muriendo sus familiares o conocidos en sus países de origen aumentan la carga emocional de quienes algún día decidieron emigrar a Alemania.

En otras actividades realizadas tituladas “Color Rojo y Verde” y “Canasta de Frutas y Maleta de Viaje” que tuvieron como objetivo  identificar las preocupaciones y esperanzas, así como reconocer las similitudes y diferencias con los demás participantes.

Un tema que se repitió entre los participantes fue la salud mental y física conviertiéndose en tema de reflexión y toma de conciencia sobre el mantenimiento de hábitos saludables. En la maleta de viaje depositaron sus esperanzas con la idea de ir disminuyendo el peso de dicha maleta utilizando técnicas aprendidas durante el taller para hacer su estancia más agradable, facilitando su integración en Alemania y como estrategia de activación de los padres en el rol educativo de sus hijos.

El taller finalizó con el agradecimiento de los participantes  por crear y  abrir estos canales de diálogo y reflexión, en el que cada padre se convierte en protagonista y asume un papel más activo en su comunidad local

Agradecemos como equipo local a la Confederación, al Equipo de Dirección y al Equipo Pedagógico del Proyecto AMITE y al BAMF por la confianza y el apoyo en la realización de nuestro primer taller virtual.

Equipo local UNIFA (Unidos en Familia): Aida Montenegro, María Consuelo González, Jeny Díaz Becerril, Tania Kreklow